Sunday, January 10, 2010

misiva


Pongo estos seis versos en mi botella al mar 
con el secreto designio de que algún día 
llegue a una playa casi desierta 
y un niño la encuentre y la destape 
y en lugar de versos extraiga piedritas 
y socorros y alertas y caracoles.



Mario Benedetti

2 comments:

lalodelce said...

Hermosos versos y triste pero cierto dibujito.

Hay un lugar en el Pacífico, en realidad imagino que varios por todas las aguas oceánicas, donde la basura flota hasta donde se acaba la vista, debido a las corrientes marinas la basura queda atrapada y ahí sí que se puede ver todo el mal que le hacemos al planeta. Ay, Dios!

joanet said...

En el Mediterráneo he visto flotar los objetos más increíbles. Algunos ponen incluso en peligro la propia embarcación. No hace mucho, me topé con una enorme mesa de comedor...